Por Daniel Antileo

En general, cuando se habla del institucionalismo, lo más próximo al Estado se encuentra asociado a los ministerios, municipios, a la mayoría de los organismos públicos y a todos aquellos agentes sociales insertos en la esfera política. Sin embargo, pareciera ser inexistente o increíblemente menor, en términos de vínculos, la experiencia social de los que desarrollan el trabajo en los barrios, éstos que desde mirada panorámica, suelen verse alejados, pero que en la realidad,  no son tan ajenos a la estructura gubernamental ni a la política, las unidades vecinales.

Si bien las unidades vecinales son organizaciones autónomas, con personalidad jurídica y patrimonio propio, se han utilizado como aliados estratégicos de los gobiernos locales durante décadas; y es que la imposibilidad de generar recursos propios, la tentación de proyectos de diversa índole no sólo para beneficiar a la comunidad, sino también para el mejoramiento propio (cuestión que es válida desde cualquier punto de vista), han conducido a este tipo de organizaciones a fortalecer su quehacer desde esa vía.

Por ello, cuando se levantan mesas de trabajo con los “vecinos y vecinas” de la población, desde programas direccionados desde los municipios, desde el nivel central mismo, u organismos dependientes de éstos, son nuestros dirigentes vecinales los que sentados allí, resuelven nuestras problemáticas y necesidades, levantan demandas barriales, territoriales, locales de distinta naturaleza, que luego se transforman en proyectos de iluminación, áreas verdes, mejoramiento local, entre muchos otros.

Punto aparte es la cantidad de votantes que instalan a nuestros “representantes” en su calidad – con ello me refiero a parlamentarios, alcaldes, concejales, entre otros- no supera el 60% de la población, realidad que permita cuestionar y analizar si el sistema democrático vigente, resulta ser realmente un sistema democrático en sí.

En esa acepción, ¿es distinta la realidad de los agentes políticos en nuestros barrios?, y es que resulta imposible que surjan dudas respecto a los roles, la estructura y sistema que poseen las juntas vecinales por ello, también en dable interrogarse si, ¿Son nuestros dirigentes vecinales una muestra de democracia y representatividad?, ¿Es real el involucramiento de los actores de base en las decisiones? A modo personal, el diseño del modelo y estructura de funcionamiento ha direccionado a estas instituciones hacia una precaria ejecución.

Lo anterior, se ha visto condicionado debido a falencias financieras, de infraestructura, material, tecnológica, de gestión y, por qué no, también de participación y representatividad. De igual forma, esto ha provocado que representantes lucren con espacios que son del ciudadano (algunos porque no mencionarlo, enviados desde los mismos partidos políticos) produciendo un mayor desgaste de la imagen de estas organizaciones.

Por tanto, cuando el Estado confía en estas instituciones como la instancia de acercarse al vecindario, cuando se construyen planes y proyectos en conjunto, es plausible analizar si estos organismos han estudiado cuál es la verdadera representatividad de aquellos dirigentes, cual es la participación activa de la población en asambleas, en votaciones, incluso, que tan influyente en la toma de decisiones son las opiniones de cada uno de los que participa.

En consecuencia, en muchos de estos acuerdos pactados, son sólo partícipes la mesa representativa y el Estado, nunca el vecino, reducidas ocasiones el representante o delegado de calle o pasaje.

En este sentido, ¿Cuál sería la nueva forma de abordar las problemáticas locales y barriales? hasta el momento las juntas vecinales, muchas veces son tan cuestionadas como el mismo municipio, por tanto, mientras no se genere un nuevo modelo organizacional, de financiamiento y de representatividad legítima de estas organizaciones, estamos a años luz de poder tomar en cuenta la opinión del/a vecino/a de base, de que el Estado intervenga por medio de estas instituciones y genere un profundo impacto en la población, porque hoy, las millonarias de inversiones de áreas verdes, son los sitios eriazos del futuro…

  • Inicio Curso de Inglés

    Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…
  • Primera atención jurídica a la comunidad

    En el marco de nuestro nuevo espacio de apoyo jurídico a la comunidad implementado por nue…
  • Primer Módulo de Artes

    El día lunes 11 de marzo, con la presencia de 6 niños y niñas, comenzó nuestro taller arte…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por administrador
Cargue Más En Columnas de Opinión

Mira además

Inicio Curso de Inglés

Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…