Los derechos de los niños, niñas y adolescentes llegaron para quedarse. Los adultos necesitamos aprender a funcionar en este nuevo escenario, sin por ello renunciar a la responsabilidad de cuidar, guiar y orientar, pero sin anular la personalidad y protagonismo de los más jóvenes.

Los sujetos contamos con la capacidad de desplazarnos desde posiciones de dominancia a las de subordinación, y viceversa (Pierre Bourdieu). Es decir, nos movemos en los distintos espacios de la sociedad, o campos sociales, jugando roles de dominadores o dominados, situación que quedaría reflejada en las relaciones entre los grupos de edades (niños, adolescentes, jóvenes, adultos), en las relaciones laborales, en el sistema educativo, entre otras. Esta lógica dominador-dominado sucede porque internalizamos formas de comportamiento gracias a las influencias de mecanismos propios del funcionamiento de la sociedad, la cual organiza la convivencia social, construyendo realidades objetivas de vida que son tremendamente jerarquizadas e incuestionables. De esta forma se construye un espacio social, una realidad objetiva incuestionable para cada persona.

Por ejemplo, bajo esta lógica, la educación hace 40 años permitía educar a los alumnos con golpes, por lo tanto, un profesor sabía que ese era el método más eficaz para enseñar, la familia lo avalaba y permitía, los alumnos lo aceptaban como una realidad incuestionable. Entonces, bajo una condiciones objetivas de vida creadas en lo social, el sujeto habita ese espacio social e internaliza (integra en su pensamiento, en su hacer, en su vivir) esquemas de pensamiento con los que organiza su percepción, para entender el mundo, su lugar y el lugar de los demás. Desarrollamos un aprendizaje social sobre cómo entender y tratar a un niño, niña, adolescente y joven, porque incorporamos valores, actitudes y conductas inspiradas en la superioridad del adulto sobre los grupos etarios jóvenes. Este proceso surge como producto del vivir (habitar) en una sociedad adultocéntrica. (Patricio Ríos Segovia, 2008)

Hoy la tarea es titánica, y es que los adultos, debemos dejar de lado nuestro rol social impuesto también, desde nuestros primeros años de vida. A pesar de autodenominarnos como un país en vías de desarrollo, aún nos falta mucho crecer respecto a cómo nos interrelacionamos con los/las pequeños/as, cómo respetamos sus espacios, sus creencias de vida a su corta edad y a la forma de cómo ellos/as han logrado entender el mundo a partir de sus relaciones en los distintos escenarios en los que interactúan. Hace falta agacharnos cinco minutos, sentirnos en su misma posición, y contemplar la vida desde esa perspectiva, quizás con ese ejercicio diario no sólo con nuestros/as hijos/as, sino con todo aquel niño/a con el que interactuemos, logremos entender sus necesidades, logremos captar sus sueños, sus anhelos, sus frustraciones, sus penas. En síntesis, su forma de comprender el mundo.

Finalmente, creo que la apuesta claramente es romper los esquemas y el paradigma con el que nos educaron a nosotros los adultos, con el cual nos desenvolvemos y que traspasamos a los/as niños/as. Esto implica dejar de lado ciertas conductas que hemos adaptado para con nuestra infancia, mediante la adopción de una postura de adulto como un compañero, y entender que el niño, es un sujeto que vive, que siente, que piensa y sueña, dejando los patrones como el “yo mando” “se hace lo yo digo”, “si no me haces caso te castigaré”, porque el concepto principal que hemos confundido, es el “guiar” con el “mandar”, intentándolo guiar siempre, por el camino que nosotros creemos correcto. Hay que dejar que los niños/as se expresen libremente, como sujeto individual pensante, guardándonos en el bolsillo nuestras ganas de ser jefes en cada momento con ellos.

Quizás mediante una nueva forma de crianza, más respetuosa, basada más en el afecto que en el entregar y obedecer órdenes, logremos construir una nueva sociedad, con generaciones mucho más sanas que nosotros.

  • News Heading Title

    Contrary to popular belief, Lorem Ipsum is not simply random text. It has roots in a piece…
  • Inicio Curso de Inglés

    Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…
  • Primera atención jurídica a la comunidad

    En el marco de nuestro nuevo espacio de apoyo jurídico a la comunidad implementado por nue…
  • Primer Módulo de Artes

    El día lunes 11 de marzo, con la presencia de 6 niños y niñas, comenzó nuestro taller arte…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por administrador
Cargue Más En Columnas de Opinión

Mira además

Inicio Curso de Inglés

Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…