La vida parece una rueda interminable. Es una rutina que se realiza cinco veces a la semana, para los más afortunados, para los menos, seis días o inclusive la máquina no se detiene y continúa moviéndose de sol a sol. Y es que en función de “cumplir” con el deber de trabajar o estudiar se nos pasa la vida, como una verdadera rueda intensamente agotable e interminable, así tal cual se pasa, como un tren al que no se logra abordar.

A pesar que se respira, se camina, se escucha, se ve y se huele, pareciera ser que no se siente, como si no se estuviera vivo, como si se viviera en una vida eterna de sonámbulos. Pero no se siente porque no se quiera sentir, sino, porque en función de cumplir, se ha olvidado ese sentir, el conectarse, y lo más triste, se ha desdeñado una palabra tremendamente importante. “Empatía”.

Lo usual es levantarse temprano, ducharse, prepararse un café, salir a trabajar o estudiar, en algunos casos dejar a sus hijos a sus colegio o jardines, y ya comienza a girar la rueda. Un día más. Un día más el taco, el metro, los empujones, los celulares que no se despegan de los ojos, los audífonos, la oficina, el trabajo, las clases, las pruebas, los estudios, y asimismo la vuelta, otro metro, más empujones, otro taco, cientos de bocinas más, más rostros que reflejan cansancio y ganas de llegar pronto a sus hogares. Todos escuchando, todos respirando, pero ¿Todos sintiendo? No se puede sentir cuando se está muerto, y parece ser una vida de muertos, donde no se ha logrado romper el esquema que esclaviza día a día. No se ha conseguido romper cadenas para sentir, para vivir realmente, como te parezca, pero al fin y al cabo vivir. De esta forma llega el fin de semana (para algunos), un breve instante para sentirse vivo, de lograr conectarse con sus hijos, de drogarse y consumir alcohol para otros, como un verdadero síntoma de que algo anda mal, como un reflejo perpetuo de esa justificación tan necesaria denominada “escape”.

Chile es el país más depresivo del mundo según la OMS, con un 17% de personas con depresión. Junto con Corea del Sur, reportan la tasa de suicidios de niños y adolescentes más altas también. Desde otro punto de vista, chile reiteradamente encabeza en Latinoamérica índices de desarrollo y bienestar social y económico, lo que permite cuestionarse que el importante y trascendental en un tiempo tan corto de vida. Al parecer, la imagen, el prestigio, y el dinero han llegado para quedarse, de esta forma importa poco cuestionar las cosas, las formas y los objetivos, lo importante se reduce a un bienestar individual, y generalmente, económico. Ello habla de nuestro sistema, de nuestra forma de vivir en sociedad – ya cada vez menos en sociedad- y en lo que el sistema actual impera hacia la población.

En un país donde se trabajaban nueve horas diarias, se viaja en transporte público tres horas para llegar al hogar, y lograr descansar algo -aunque generalmente se llega a cocinar, planchar, y otras cuantas labores más- resulta casi imposible vivir. Por eso parece más fácil obviar todo, refugiarnos en el sistema, ir de shopping los fines de semanas, comprar para satisfacer necesidades ficticias, salir cada sábado por la noche y embriagarse, -por eso se le ha llamado “curarse”, porque hace que se aliviane el peso de la semana- finalmente, siempre se busca una escapatoria, una justificación que todo el sacrificio y cansancio de la semana vale la pena y tiene sentido. Una simple excusa para seguir encubriendo que este sistema no deja vivir, no deja respirar ni sentir, no deja conectar con lo importante, una máscara para seguir tapando los rostros muertos en cada viaje en el transporte público, una simulación de vida, entre gente muerta conectada en aparatos tecnológicos.

  • Inicio Curso de Inglés

    Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…
  • Primera atención jurídica a la comunidad

    En el marco de nuestro nuevo espacio de apoyo jurídico a la comunidad implementado por nue…
  • Primer Módulo de Artes

    El día lunes 11 de marzo, con la presencia de 6 niños y niñas, comenzó nuestro taller arte…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por administrador
Cargue Más En Columnas de Opinión

Mira además

Siempre hemos sido fuertes – 8M

Por Ma. Cristina Ramírez Merizalde. Desde hace unas décadas, cada 8 de marzo, se conmemora…