Inicio Columnas, Noticias e Informaciones Columnas de Opinión Educación emocional; una tarea pendiente.

Educación emocional; una tarea pendiente.

7 minuto leer
0
1,506
curso-educacion-emocional

Por Daniel Antileo

La educación formal, se ha encargado de otorgar más horas de matemáticas, más horas de lenguaje, más información y almacenamiento de datos. Bajo la misma línea, se ha intentado reducir las horas de asignaturas que, para los nuevos tiempos, parecieran ser menos relevantes. Filosofía y música son algunos ejemplos.

Hoy el modelo educativo tradicional busca resultados en l@s alumn@s y establecimientos educacionales, valorando y categorizando a estos últimos con sellos de prestigio y excelencia académica, que no es otra cosa que marketing comercial para atraer a las familias a un lugar que definirá el futuro de sus hij@s, asegurándoles el camino a ese tan vendible y manoseado “éxito”.

La educación actual se ha encargado de estandarizar a niñ@s, adolescentes y jóvenes, valorando su capacidad para consumir materia e información, almacenarla y luego aplicarla, a través de distintos instrumentos de medición como el SIMCE, la PSU y las distintas pruebas de nivel que desarrollan de manera interna los colegios.

Por ello, no es casualidad ver a pequeñ@s niñ@s con mochilas cargadas de libros y cuadernos, casi del mismo tamaño de sus cuerpos; agobiad@s, estresad@s, con déficit atencional, sin ganas de estudiar, con una jornada de escolar completa que hace años evidenció su rotundo fracaso, pero que hoy nos permite cuestionar y reflexionar sobre si estamos en el camino, luego de mirar de manera holística la sociedad que hemos construido.

Hoy, sin lugar a duda hemos construido una sociedad que atormenta con altos índices de estrés, desigualdades sociales, incertidumbres laborales, cambios rápidos, un distanciamiento permanente de la naturaleza, generando una gran vulnerabilidad emocional que se ve constatada en las estadísticas con el aumento de personas que indican padecer trastornos emocionales, así como un elevado consumo de ansiolíticos y antidepresivos.

En la misma línea, la realidad escolar no es otra cosa que un reflejo de lo que somos como sociedad; elevados índices de fracaso y abandono, dificultades de aprendizaje, problemas de indisciplina y violencia escolar, son algunos ejemplos y son producto generalmente, de una incapacidad emocional de adaptación.

Este sistema educativo, no sólo nos ha mercantilizado, ha lucrado, ni nos ha vendido -como se escucha en las calles en cada marcha por la educación- sino que además ha desarrollado una forma de interacción sumamente enfermiza. Nos ha puesto a competir entre nosotr@s mism@s por ser el mejor, por la mejor nota, por el mejor promedio, por el mejor puntaje. Nos ha hecho rivales l@s un@s a los otr@s, y con ello, ha deteriorado gravemente no sólo las interacciones entre alumn@s, sino también la convivencia escolar y ha profundizando aún más las desigualdades sociales.

Nos ha alejado de nuestro propio punto de partida, de nuestro punto cero. Nos ha distanciado del medio que nos rodea para centrarnos en la competencia por un resultado, que, a decir verdad, no asegurada nada. Al menos no la felicidad, y cuando la persona no es feliz, entonces no tiene nada.

Por ello, hoy los desafíos no sólo deben estar puestos en el lucro y el acceso igualitario a la educación superior, sino, además, se deben sumar demandas orientadas a la incorporación de una educación emocional y social, que tenga como propósito potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con objeto de capacitarle para la vida. Pues esto, tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social, Así, no solo nos preocupamos de los números, de la ciencia, historia y la comprensión lectora, sino que de generar un entorno favorable, de ofrecer mediante herramientas psicopedagógicas, estímulos y estrategias que permitan a la persona desarrollar recursos internos y habilidades que le faciliten y le den la oportunidad de resolver de forma positiva las situaciones cotidianas, de forma que repercutan satisfactoriamente en su bienestar emocional.

Porque una cosa está clara, sin emoción no hay aprendizaje.

  • News Heading Title

    Contrary to popular belief, Lorem Ipsum is not simply random text. It has roots in a piece…
  • Inicio Curso de Inglés

    Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…
  • Primera atención jurídica a la comunidad

    En el marco de nuestro nuevo espacio de apoyo jurídico a la comunidad implementado por nue…
  • Primer Módulo de Artes

    El día lunes 11 de marzo, con la presencia de 6 niños y niñas, comenzó nuestro taller arte…
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Daniel Antileo
Cargue Más En Columnas de Opinión

Mira además

Inicio Curso de Inglés

Ayer, miércoles 27 de marzo, se llevó a cabo la primera clase del curso de inglés para adu…